Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Por el borde del precipicio, Hermann Scheipers

Imagen
El pasado 2 de junio murió Hermann Scheipers a los 102 años. Último sacerdote católico alemán superviviente del Campo de Concentración de Dachau. Gracias a Ediciones Voz de los  sin voz, podemos leer en castellano sus memorias.

"pude ver que los que mayor resistencia ofrecían eran en su mayoría cristianos, o sea, que luchabn contra Hitler en nombre del cristianismo. Para mí lo escandaloso no era la tibieza de la Iglesia, sino la ceguera de casi todos los intelectuales de occidente y los políticos responsables en el ascenso de la irracionalidad y del engaño nazi. ¿Dónde estaban los profesores universitarios?, ¿dónde estaban los liberales, los demócratas?..."
"Tras dos interrogatorios se me acusó entre otras cosas de lo siguiente: Scheipers es un peligro para la estabilidad y seguridad del pueblo alemán y del Estado por colaboración amistosa con los enemigos. Según ellos ponía en peligro la seguridad del pueblo y del Estado por no considerar a las personas condenadas a tra…

Tea Rooms. Mujeres obreras. Luisa Carnés

Imagen
Un libro muy interesante. El trabajo de las mujeres en un salón de te en el Madrid de los años 30. Una escritora que vivió ese momento. Un libro con temas muy actuales como la existencia de tantos y tantos trabajadores pobres, personas con trabajo cuyo mísero sueldo no da para vivir. Mujeres que luchan por su liberación. 

"Eh, por la escalera interior. La primera vez que se lo oyó a un portero de librea dividió mentalmente a la sociedad en dos mitades: los que utilizan el ascensor o la escalera principal, y los otros, los de la escalera de servicio; y se sintió incluida entre la segunda mitad."



Una buena reseña

La tierra que pisamos, Jesús Carrasco

Imagen
"Y la patria, aquel sustento, con sus mitos y sus heroicos próceres. Pura morfina para separnos de los otros, que también son hombres, cuyo sometimiento ahora me resquebraja."

"Puede que lo que quieran de ellos no sea fuerza de trabajo sino, simplemente, someterlos a una humillación ejemplar. Quizá son prebostes en sus comunidades y en el momento de la invasión no han puesto el cuello como los demás, sino que han elevado sus voces. O tal vez son hombres instruidos, médicos, traductores, conocedores de la tradición. Su delito ha sido su saber, porque el conocimiento enerva a los poderosos. Todo lo que  no tiemble ante el acero afilado de una espada ha de ser aniquilado."




Una buena reseña, aquí.