Entradas

Los jefes y los empleados, Hernán Casciari

Imagen
«¿Vos sos el jefe de Chiri?», me preguntó Nina. «No», respondí. «Entonces Chiri es tu jefe». «Tampoco, pensamos la revista entre los dos». Nina se quedó pensativa; después dijo: «Pero si un día se equivocan, ¿a quién hacen enojar?».
Esa noche soñé, nítidamente, un recuerdo de mayo de 1982. En el sueño tengo 11 años y estoy en mi habitación haciendo una revista con Chiri. Es una revista que vendemos en la escuela. Entonces suena el timbre y baja a atender Chiri. Cuando sube me dice que hay dos tipos que quieren hablar con nosotros. Lo vuelvo a mirar: está pálido, como si le hubiera pasado algo malo.
-¿Y qué quieren?
-Dicen que son empleados nuestros, que tienen que consultarnos algo.
-Será gente que pide -le digo.
-No, es muy raro: uno se parece bastante a mi tío Luis con anteojos; el otro es idéntico a tu abuelo Marcos más joven.
Bajamos la escalera de caracol con alarma. A Chiri le temblaba la mano. Entonces vi, por fin, a los dos hombres que nos estaban buscando; los vi en l…

Rendición, Ray Loriga

Imagen
"No es fácil precisar ahora cuánto nos quisimos antes; claro está que en nuestra boda los besos fueron sinceros, pero esa sinceridad estaba pegada al cuerpo de lo que éramos entonces, y es evidente que el tiempo nos ha convertido en otra cosa".
"Los responsables de lo nuestro piensan por nosotros mientras piensan en nosotros".
"Un hombre que no provee a los suyos se va haciendo pequeño hasta que no existe, y antes de que eso pase acepta uno de buen grado lo que el gobierno disponga."
"...es ella la que me ha enseñado también a obedecer pese a la duda, que una cosa y la otra no se estorban. Según me lo ha explicado ella, o según yo lo he entendido, se obedece porque conviene y se duda porque se piensa, y si una cosa salva la vida, la otra al parecer salva el alma."
"Un hombre debería poder viajar de un lugar a otro sin perder su alma."

Ray Loriga

La vida de los otros

"Soy maestra y enseño español a inmigrantes y refugiados. Con ellos descubro otro universo muy diferente del que yo conocía. Me enseñan vídeos de las pateras distintos de los que veo en la televisión: reconozco caras que me son familiares: «Pero si ese eres tú». «Ese es Dajen, ahí está Zheja». Y así lo que llevo meses viendo en las noticias cobra otra dimensión. Alguno saca una foto con su móvil de la ficha de vocabulario que estamos trabajando y le digo que no es necesario, que se la puede llevar a casa. Respuesta: «Conchi, yo vivo en la calle». El sentimiento que me inunda no es tanto la pena o compasión como el respeto. Mohamed, con su rudimentario lenjuaje y sus escasos veinte años, me explica que él dirigía la patera que lo trajo hasta aquí. Le pregunto si llegaron todos vivos. No me entiende. Un compañero le traduce y con una sonrisa se vuelve hacia mí: «Todos vivos». Pido un aplauso para él, y todos los alumnos rompen en aplausos mientras Mohamed asiste incrédulo, confuso …

Gloria Fuertes

"Yo no sé si mi poesía es social, mística, rebelde, triste, graciosa o qué. Quiero -y me sale sin querer- escribir una poesía con destino a la Humanidad. Que diga algo, que emocione, que consuele o que alegre. Otras veces, al señalar lo que pasa, denuncio o simplemente aviso. No sé la carga poética que arrastran mis versos, lo que sí sé es el amor del que nacen. Yo escribo con corazón y a lápiz, como otros escriben con bolígrafo o a máquina. Si esto es poesía social, que baje Dios y lo vea."


Tierra de campos, David Trueba

Imagen
hay pasado por todas partes
Hay pasado por todas partes. El pasado está posado sobre nosotros como el polvo sobre los muebles. Hay pasado en el presente y hay pasado en el futuro. Impregnado, agarrado, diluido, difuminado, mezclado, empastado, desenfocado. Hay pasado en el recuerdo, en el gesto, en los rasgos, en las frases por decir, en las soluciones. Hay pasado en la imaginación, que a veces es un proyector de experiencias vividas. Hay pasado en los pasos por dar, en la carrera por delante, en la mirada, en el cuento, en el invento, en los sabores. Las canciones están hechas de pasado. No hay canciones futuristas, es un arte sin ciencia ficción. Hay pasado en las pasiones, en la desdicha, en los sueños. Hay pasado en el porvenir, en los planes de futuro y hasta en las hipotecas. Hay pasado en tus hijos, en tus nietos, en sus gestos, en sus nombres. Hay pasado en la calle de tu ciudad, en las afueras, hay pasado en cada persona, incluso en las que no han nacido aún.
De…

Dios y el niño, María Montessori

Imagen
"El amor que nace en el momento en el que llega el niño es como una revelación de la grandeza moral de la que es capaz un hombre cuando su hijo le obliga a sentirse padre y madre. Entonces sus riquezas pasan a ser las del hijo. La fuerza de la que se dispone se erige en defensa y protección de los hijos. Se trabaja para el niño. Se quiere sacrificar todo para conservar al niño. Así conmueve y forma Dios al adulto por medio del niño. Por lo que representa el niño y por sus necesidades que debemos atender, podemos hablar de él como de una gran gracia externa que entra en la familia donde desarrolla ¡el apostolado del niño!"
"Solo el reconocimiento de Dios con sus derechos, sus exigencias y sus deseos a los niños nos permite vivir verdaderamente para el niño renunciando a nosotros mismos."
"Nuestros niños, cuando aprenden a estar sentados, a abrochar un botón o a tocar los bordes de una baldosa cuadrada se están iniciando en la vida espiritual. Las madres que qu…

El ojo de la mujer, Gioconda Belli

Imagen
Uno no escoge
Uno no escoge el país donde nace;
pero ama el país donde ha nacido.
Uno no escoge el tiempo para venir al mundo;
pero debe dejar huella de su tiempo.
Nadie puede evadir su responsabilidad.
Nadie puede taparse los ojos, los oídos,
enmudecer y cortarse las manos.
Todos tenemos un deber de amor que cumplir,
una historia que hacer
una meta que alcanzar.
No escogimos el momento para venir al mundo:
Ahora podemos hacer el mundo en que nacerá y crecerá
la semilla que trajimos con nosotros.