Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

Recuerdos de Tolstói. Maxime Gorki

Imagen
De este libro sólo he leído la parte de Tolstói.

Gorki conoció a Tolstói en Moscú en 1900, estos textos se localizan en la estancia que ambos coincidieron en Crimea, Oleis y Gaspra, entre 1901-1902.

"El pensamiento que, a todas luces, roe su corazón con más frecuencia que cualquier otro, es el pensamiento acerca de Dios."

"A menudo da la sensación de que acaba de llegar de un lugar remoto donde la gente piensa diferente, siente diferente, se tratan entre sí de otra manera, hasta tiene gestos distintos y habla otro idioma. "

"Tolstói inspira un asombro del que uno no se cansa jamás, pero es pesado verlo a menudo, y no podría vivir con él en la misma casa, y menos aun en la misma habitación. Sería como habitar en un desierto donde el sol lo ha calcinado todo, un sol a punto de extinguirse, amenazado por la interminable noche oscura."

"Porque, más que de un hombre, hablamos del hombre de todos los hombres."

"Me alejaba de él ese empecinam…

La madre, Gorki

Imagen
"Si me dan la felicidad, no la rechazaré, pero no pienso pedirla."
"Rompen el alma... Eso duele más: el que desgarren el alma con manos sucias..."
"Los policías marchaban presurosos, sombríos, esforzándose en no ver nada, como si no oyeran los insultos con que les acompañaban."
"...Usted no podía vivir de otro modo, y sin embargo, ¡comprende que vivía mal! Miles de personas pueden vivir mejor que usted, pero viven como las bestias, ¡y aún se vanaglorian de que viven bien! ¿Y qué hay de bueno en que hoy el hombre trabaje y coma, y mañana vuelva a trabajar y a comer, y así durante todos los años de su vida? Entretando, engendra hijos; primero, le distraen; luego, cuando los chicos se ponen también a comer mucho, se enfada, los injuria y les dice: Daos prisa en crecer, tragones, ¡ya es hora de que empecéis a trabajar!. Le gustaría convertir a sus hijos en animales domésticos, pero éstos empiezan a trabajar para su propia barriga, ¡y de nuevo tiran de la…