Pekin en coma, Ma Jian

Hoy 4 de junio se cumplen 25 años de la masacre en la plaza Tiananmen en Pekín.  El silencio del gobierno chino sobre ese día continua,  25 años después no ha aclarado ni cuántos muertos hubo, ni ha dado explicaciones sobre lo ocurrido, para ellos fue un “mero incidente político”. Hoy el gobierno chino sigue sin respetar los derechos humanos.

Hace tiempo cayó en mis manos un libro que relata las manifestaciones y la masacre de Tiananmen. Un libro escrito por un chino, Ma Jian. Un libro sorprendente por su crudeza y su valentía. Ma Jian nos relata en forma de novela lo que ocurrió esos días en Pekín, Dai Wei un estudiante en coma tras recibir un disparo en la plaza nos va narrando lo que ocurrió. Ma Jian nos dice “hoy el pueblo chino no hace preguntas, no tiene pasado. Viven en coma, cegados por el miedo y por una prosperidad recién encontrada. El acto de recordar da sentido a la vida. Es un desafío a la tiranía y a la muerte.”

Ma Jian escribe: “Sin acceso a su propia historia, los estudiantes desconocían que en China las protestas políticas siempre habían acabado en un baño de sangre”.

Pekín en coma. El mundo en coma. No sólo el pueblo chino no hace preguntas, no sólo los estudiantes chinos desconocen su propia historia. Las madres de Tiananmen han denunciado al gobierno de entonces y han escrito decenas de cartas al Partido Comunista Chino y al gobierno para que reconozcan el grave error, pidan perdón y se haga justicia. Nunca han recibido respuesta. Ma Jian también nos habla de estas madres en su novela, de cómo cada 4 de junio tienen que soportar ser vigiladas para que no hagan ningún homenaje ni vayan a ningún cementerio a ver a sus propios hijos. Las madres de Tiananmen han pedido a la juventud china que la matanza no se olvide, pero China parece que esta en coma, y prefiere vivir con sensación de seguridad y prosperidad. Las madres de Tiananmen son un ejemplo de lucha, perseguidas desde entonces, han abierto una página web que ha sido bloqueada por el gobierno, esta página tiene por primera vez los nombres de los muertos.


Comentarios

  1. Qué curioso, ayer me hice con otro libro de Ma Jian, no conocía este. Tendré que ponerme manos a la obra, una de las cosas que mas me cabrean son los silencios y las censuras sobre según qué hechos.

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es el único que he leido, y me gustó mucho. Gracias por pasarte

      Eliminar
  2. Hola :D
    No conocía este libro pero me llama demasiado como para no leerlo.
    Un beso, te sigo ^^^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que lo hagas, no te arrepentiras. Gracias por pasarte

      Eliminar
  3. Así es fácil mantener un país de más de 1.000 millones de habitantes unido. No parece que vayan a permitir nunca que las personas se expresen, en el momento que empiecen a hacerlo China dejará de ser China subdividiéndose en cientos de países más pequeños, en funci;on de una manera común de pensar. Creo que nuestra naturaleza es tribal. China no parece que lo vaya a permitir. Es un precio muy caro por mantener esa cohesión de 1.000 millones.
    ¡Oye! ¿Así que tienes un blog? ¡pues me iré pasando de vez en cuando! :D

    ResponderEliminar
  4. ¡me lo apunto! llegué aquí desde el blog de Claraboya literaria ¡que gusto descubrirte!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario