Clásicos para la vida, Nuccio Ordine

 Este breve libro es un tesoro. Es cortito pero muy intenso. Son trocitos de libros clásicos comentados brevemente por el autor. El libro tiene una introducción, donde Ordine hace un llamamiento urgente a nuestros gobernantes sobre la importancia de la lectura, de los planes de educación, donde cada día las humanidades se van arrinconando más. Para Nuccio Ordine, la solución a muchos problemas actuales lo tenemos en los clásicos.

"Los clásicos, en efecto, nos ayudan a vivir: tienen mucho que decirnos sobre el «arte de vivir» y sobre la manera de resistir a la dictadura del utilitarismo y el lucro."

Se respira su amor a la educación, a la labor de los profesores.
"La vida de un joven estudiante puede ser transformada de muchos modos: educando a los alumnos en la legalidad, la tolerancia, la justicia, el amor al bien común, la solidaridad humana, el respeto a la naturaleza y al patrimonio artístico, se realiza, en silencio y lejos de los focos, un pequeño milagro que se repite cada día en cada escuela de cada país, rico o pobre, del mundo."

Y hace una buena crítica a cómo la escuela se ha convertido en esclava del mercado.
"Sacrificar a una meta el valor intrínseco de la experiencia misma de la aventura del conocimiento significa empobrecer nuestro trayecto. ¿Quién no entiende que obligar a jovencísimos estudiantes a elegir una profesión ya antes de matricularse en las escuelas superiores, en nombre de programas escolares orientados hacia el mercado, acabará por matar cualquier posibilidad de animarlos al libre cultivo de sus intereses y de su curiositas?"

"Pero la escuela, y también la universidad, deberían sobre todo educar a las nuevas generaciones para la herejía, animándolas a tomar decisiones contrarias a la ortodoxia dominante. En vez de formar pollos de engorde criados en el más miserable conformismo, habría que formar jóvenes capaces de traducir su saber en un constante ejercicio crítico."

"...para combatir la corrupción y la evasión fiscal no basta sólo con buenas leyes: se precisa tener una buena escuela y una buena universidad, se precisa formar estudiantes y ciudadanos capaces de amar el bien común y de oponerse a esa lógica del beneficio por el beneficio que ha desatado en el mundo un egoísmo galopante."

"Que los gobiernos cumplan, pues, su parte. Que los docentes reencuentren, con un arranque de orgullo, el entusiasmo y la motivación necesarios para cumplir una función educativa que no puede considerarse el banal ejercicio de una «profesión». Y que los padres piensen más en la formación que en la futura cuenta bancaria de sus hijos. Frenando la deriva utilitarista y empresarial, ayudaremos a nuestros estudiantes a entender mejor que el conocimiento no debe abrazarse para ganar dinero, sino ante todo para ayudarnos a convertirnos en mujeres y hombres libres, capaces de rebelarnos contra los egoísmos del presente para tratar de hacer que la humanidad sea más humana."

Os animo a que leáis el libro. 



Comentarios

  1. Sí que parece muy interesante lo que cuenta. Y es que las humanidades son la base. Y debería dárseles más protagonismo en las escuelas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se van escondiendo poco a poco. Gracias por pasarte.

      Eliminar
  2. Magnífica selección de frases, Esther. Lo tengo desde hace poco, esperando su momento.
    Gracias por rescatar el título y, con él, la importancia de la educación.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que te gustará. Gracias por pasarte.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo, es una maravilla :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primer libro del autor que me leo de este autor, estoy esperando a que dejen libro en la biblioteca La utilidad de lo inútil.

      Eliminar

Publicar un comentario